martes, 10 de abril de 2018

Abil, ¿aguas mil?


El mes de abril inspiró a cantautores de la talla de Fito Páez, Joaquín Sabina y Joan Manuel Serrat para tocar temas como el amor, los cambios en la vida o la esperanza de algo mejor. Aquí recordamos algunas canciones sobre esta etapa del año.
Bello Abril de Fito Páez Fue uno de los sencillos que publicó Fito Páez del disco Naturaleza Sangre (2003), con el que e cantautor argentino le declara su admiración a este mes. Además, compara abril con la belleza femenina. Luis Alberto Spinetta colaboró en el video y en la composición.

¿Quién me ha robado el mes de abril? de Joaquín Sabina El cantautor español realiza una comparación en esta canción de cómo se puede terminar una relación, mientras este mes pasa rápido. Para él, abril es una temporada de cambios.

Abril de La Fuga Esta banda española surgió en 1996 y una de sus canciones más conocidas se llama como este mes. El tema es una balada rock/pop que maldice a este mes por ser una temporada negra para una pareja.

20 de Abril de Celtas Cortos Es otro grupo de origen español que mencionó en una de sus canciones al mes de abril. Esta composición apareció en el disco Cuéntame un cuento (1991). Habla sobre una carta que le escribe un hombre a su pareja para recordarle lo bien que lo pasaron juntos.

Tú y yo de La Oreja de Van Gogh Fue uno de los grandes éxitos del tercer disco de esta banda española, Lo que te conté mientras te hacías la dormida (2003). La canción cuenta la historia de una pareja con una intensa relación de constante amor y desamor. El mes de abril sirve de metáfora para dejar en claro que el amor entre ambos era caótico.


También literatos inspirados por este mes compusieron poemas en los  que Abril era el protagonista, de entre ellos hemos seleccionado el siguiente poema de Machado

Abril florecía
frente a mi ventana.
Entre los jazmines
y las rosas blancas
de un balcón florido,
vi las dos hermanas.
La menor cosía,
la mayor hilaba ...
Entre los jazmines
y las rosas blancas,
la más pequeñita,
risueña y rosada
?su aguja en el aire?,
miró a mi ventana.

La mayor seguía
silenciosa y pálida,
el huso en su rueca
que el lino enroscaba.
Abril florecía
frente a mi ventana.

Una clara tarde
la mayor lloraba,
entre los jazmines
y las rosas blancas,
y ante el blanco lino
que en su rueca hilaba.
?¿Qué tienes ?le dije?
silenciosa pálida?
Señaló el vestido
que empezó la hermana.
En la negra túnica
la aguja brillaba;
sobre el velo blanco,
el dedal de plata.
Señaló a la tarde
de abril que soñaba,
mientras que se oía
tañer de campanas.
Y en la clara tarde
me enseñó sus lágrimas...
Abril florecía
frente a mi ventana.

Fue otro abril alegre
y otra tarde plácida.
El balcón florido
solitario estaba...
Ni la pequeñita
risueña y rosada,
ni la hermana triste,
silenciosa y pálida,
ni la negra túnica,
ni la toca blanca...
Tan sólo en el huso
el lino giraba
por mano invisible,
y en la oscura sala
la luna del limpio
espejo brillaba...
Entre los jazmines
y las rosas blancas
del balcón florido,
me miré en la clara
luna del espejo
que lejos soñaba...
Abril florecía
frente a mi ventana.
Machado



It Was An April Morning: Fresh And Clear - Poem by William Wordsworth
It was an April morning: fresh and clear
The Rivulet, delighting in its strength,
Ran with a young man's speed; and yet the voice
Of waters which the winter had supplied
Was softened down into a vernal tone.
The spirit of enjoyment and desire,
And hopes and wishes, from all living things
Went circling, like a multitude of sounds.
The budding groves seemed eager to urge on
The steps of June; as if their various hues
Were only hindrances that stood between
Them and their object: but, meanwhile, prevailed
Such an entire contentment in t
he air
That every naked ash, and tardy tree
Yet leafless, showed as if the countenance
With which it looked on this delightful day
Were native to the summer.--Up the brook
I roamed in the confusion of my heart,
Alive to all things and forgetting all.
At length I to a sudden turning came
In this continuous glen, where down a rock
The Stream, so ardent in its course before,
Sent forth such sallies of glad sound, that all
Which I till then had heard, appeared the voice
Of common pleasure: beast and bird, the lamb,
The shepherd's dog, the linnet and the thrush
Vied with this waterfall, and made a song,
Which, while I listened, seemed like the wild growth
Or like some natural produce of the air,
That could not cease to be. Green leaves were here;
But 'twas the foliage of the rocks--the birch,
The yew, the holly, and the bright green thorn,
With hanging islands of resplendent furze:
And, on a summit, distant a short space,
By any who should look beyond the dell,
A single mountain-cottage might be seen.
I gazed and gazed, and to myself I said,
'Our thoughts at least are ours; and this wild nook,
My EMMA, I will dedicate to thee.'
----Soon did the spot become my other home,
My dwelling, and my out-of-doors abode.
And, of the Shepherds who have seen me there,
To whom I sometimes in our idle talk
Have told this fancy, two or three, perhaps,
Years after we are gone and in our graves,
When they have cause to speak of this wild place,
May call it by the name of EMMA'S DELL
Todos conocemos el día de los inocentes, el día de los santos inocentes, que en España es el 28 de Diciembre, pero en la cultura inglesa es en Abril y se conoce como April’s fools https://www.bedtimeshortstories.com/april-fools-day-story


No hay comentarios:

Publicar un comentario